miércoles, 26 de septiembre de 2007

La “papa caliente” en la SIC

EPM Bogotá reportó a la Superfinanciera que en conjunto con otros operadores del grupo Empresas Públicas de Medellín (UNE, Emtelsa, Edatel y ETP), y otros operadores de telecomunicaciones, presentó una acción de reparación directa ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca contra la Superintendencia de Industria y Comercio. (SIC).
El objetivo, dicen los demandantes, es que el ente estatal responda por perjuicios sufridos en virtud del mantenimiento de tarifas discriminatorias en las comunicaciones fijo-móvil, como consecuencia de la práctica anticompetitiva de los operadores celulares con el acuerdo de precios discriminatorios para las tarifas Fijo – Móvil.
Se trata de una “papa caliente” que el organismo de control debió asumir y que ha estado enmarcada por diferentes demandas de los operadores, en aras de que el Estado responda por los efectos de normas expedidas que, a juicio de los actores del mercado, propician prácticas anticompetitivas.
En este caso, la cuantía por los daños sufridos por todos los demandantes, dice un comunicado de EPM Bogotá, “se estimó inicialmente en 4,8 billones de pesos (sin incluir el perjuicio económico sufrido por la pérdida del valor intrínseco de cada una de las compañías demandantes)”.
La compañía aclaró que en el momento procesal que corresponda, “el apoderado de las empresas individualizará el valor de los daños sufridos por cada operador”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La salida del Superindustria es un tema que ya estaba anunciado. Al igual que ha sucedido con otros superintendentes el caso del Superfinanciero, o lo que sucedió en su momento con Emilio José Archila de la SIC, caso Avianca Aces, muestran que en Colombia las cosas no han cambiado. ¡El poder por encima de la Ley...!

Raúl Romero dijo...

¿Qué pasa con la gestión del nuevo superintendente? Es poco lo que se sabe de su estrategia al frente de la entidad.